7 razones por las que no puedes perderte un Social Media Camp

7 razones por las que no puedes perderte un Social Media Camp
5 (100%) 1 vote

¿Qué pasa cuando juntas a un equipo de cracks del Social Media con 100 alumnos súper motivados y predispuestos a aprender? Pues que, de la nada, surgen una complicidad y un compañerismo difíciles de encontrar en cualquier otro curso. Y es que Social Media Camp es totalmente diferente al resto de cursos que vas a encontrar; ¿ o es que acaso es normal que Telepizza y Domino´s acaben regalando cantidades ingentes de pizza? Sigue leyendo, porque voy a contarte todo lo que he vivido a lo largo de 20 horas junto a un montón de campers muy locos.

 

 

 

La semana pasada tuvo lugar la 17ª edición del Social Media Camp, el taller (yo más bien diría curso intensivo) de estrategias en redes sociales en el que Amel Fernández, creador y voz cantante del mismo, nos planteó a todos algo tan “simple” como una revolución en nuestra forma de actuar. Y es que si podemos hacer las cosas bien, ¿por qué no hacerlas “wow”? Con esa premisa, 100 alumnos nos embarcamos en 5 días intensos llenos de información, trucos, risas, revelaciones y sorpresas. ¿Quieres saber más?

 

7 razones por las que no puedes perderte un Social Media Camp

 

Antes de nada he de reconocer que hasta hace 10 días no conocía el Social Media Camp. Fue gracias a la cuenta de Twitter de PlayStation España, quienes organizaron un sorteo con el que 10 personas podrían asistir al taller, y al informarme no lo dudé: ¡tenía que ganar una plaza! Como de costumbre no gané el sorteo, pero el domingo me escribieron para decirme que había una baja y que, si me apetecía, podía ir en su lugar. Y llegó el gran día.

 

Allí estaba yo, en garAJE Madrid, con más dudas que certezas sobre lo que me iba a encontrar. ¿Sería uno de esos cursos aburridos, donde aprendes más bien poco y el tono roza lo tedioso?

 

El programa del curso desde luego prometía: 5 bloques temáticos, uno para cada día y de 4 horas de duración.

  • Objetivos y planificación de estrategias
  • Gestión de comunidades digitales
  • Social Media Marketing y Social Ads
  • Claves de analítica social e informes
  • Desarrollo de Social Media Plan

 

Tras esta para nada breve introducción….¡empecemos con las 7 razones por las que no puedes perderte un Social Media Camp!

 

1. Es un curso diferente a los demás

 

Si estás o has estado buscando cursos para formarte habrás podido comprobar cómo, al menos a nivel de programa, todos los cursos tienen muy buen pinta. Pero, y aquí viene el problema, si has realizado algún que otro curso habrás podido ver que la mayoría son tremendamente parecidos. Y aburridos, muy aburridos.

 

Ten en cuenta también tus prioridades, y si lo único que quieres es rellenar el currículum te recomiendo que te apuntes a todos los cursos que veas, aunque no aprendas nada. Eso sí, si lo que quieres es formarte y aprender te recomiendo que te fijes en cursos como este, que hay pocos y difíciles de encontrar pero merecen muchísimo la pena.

 

Si estás cansado de ir a talleres donde se cuente lo mismo y sigues buscando un curso estimulante, que te ayude a pensar por ti mismo, donde te rías mientras aprendes y además estés rodeado de gente súper motivada, sí, este es tu curso.

 

Y si lo que te preocupa es el precio, olvídate de lo que hayas visto previamente; 20 horas de curso repartidas en 5 días por solo 125 euros. Ni a final de mes tendrás excusa para no ir.

 

2. Los monitores del campamento son unos cracks

 

¿Pensabas que en el Social Media Camp solo tendrías un monitor? En esta edición hemos podido disfrutar de todos los consejos que nos han dado 8 pedazo de profesionales, cada uno con una temática bajo el brazo, para que con sus consejos y experiencia pudiéramos aprender con y de los mejores. Y es que la magia del campamento reside en gran parte en la capacidad que tienen los monitores para ayudarte a coger perspectiva y tener nuevas ideas.

 

Gracias a todos ellos hemos podido conocer más las stories de Instagram, cómo ser creativo a la hora de publicar en redes sociales, a trabajar nuestra marca personal, a gestionar crisis en redes sociales y a humanizar la marca para la que trabajamos. Y todo de forma divertida, participativa e incluso con algún sorteo que otro entre los alumnos.

 

3. Tienes un diamante en bruto entre tus manos y aún no lo sabes

 

Imagino que a estas alturas ya sabrás lo importante que es trabajar en tu marca personal. Y sí, estarás igual que todos (y me aplico el cuento después del Social Media Camp):  sin tiempo por los quehaceres diarios y por las horas en el trabajo, cansado y con escasa vida social, pero tienes que estar dispuesto a dedicarle tiempo al proyecto que más va a enriquecerte y a ayudarte para alcanzar todas tus metas: tu marca personal.

 

Tanto Amel como Fátima Martínez nos recordaron lo importante que es tener presencia y visibilidad en las redes sociales. No basta con tener cuenta en todas las redes sociales, sino que necesitas (sí, sí, necesitas) un blog personal com el que otras personas puedan saber más en profundiad quién eres y qué sabes hacer.

Recuerda que muchas empresas lo primero que hacen al recibir un currículum es poner el nombre de la persona en Google, así que piensa bien qué quieres que se encuentren ya que esa será tu carta de presentación. Aparte, y esto es importante, planifica y (con el permiso de la RAE) calendariza tus publicaciones en redes sociales para darle mayor credibilidad y notoriedad a tu marca. Todo suma.

 

¿Tienes un blog? ¿Publicas regularmente? ¿Cómo llevas tus redes sociales? Hazte estas preguntas antes y después de asistir al Social Media Camp y verás qué diferencia.

 

4. Necesitas empoderarte

 

Deja de buscar el camino fácil.  Haz las cosas a tu manera, bien o mal, pero hazlas.

 

Lo más destacable es el mensaje que nos lanzaba Amel cada día: no tengas miedo a equivocarte. Todos tenemos grabado a fuego en la cabeza que equivocarse es el camino incorrecto para alcanzar nuestros objetivos; desde el Social Media Camp se nos ha insistido y animado a que hagamos las cosas a nuestra manera. Que probemos, que juguemos, que nos divirtamos mientras llevamos a cabo nuestra estrategia en redes sociales.

 

¿Que perdemos seguidores? ¡Perfecto! Los seguidores son solo números, nunca lo olvides.

 

Después de este curso tengo muy claros los pasos que quiero dar para ir creciendo en este mundo de Social Media tan competitivo y súper poblado, y reconozco que hace una semana estaba completamente perdido al respecto.

 

5. Sabes menos de lo que te gustaría

 

En este mundillo del Social Media todo cambia muy rápidamente, con lo que vas a necesitar actualizarte cada poco tiempo. Si quieres ir al día vas a pasar muchas horas leyendo a lo largo de los meses.

 

Nunca me he considerado experto en nada, pero creía controlar algunas cosas que hemos tratado en el Social Media Camp.

Ahora sé que sé mucho menos de lo que pensaba. Y me encanta.

 

Con todo lo que los cracks del campamento nos han contado he notado cómo no paraban de fluir ideas. Te prometo que en estos 5 días he tenido más ideas que en lo que va de año.

 

6. Crea una red de contactos

 

En el Social Media Camp tienes a unas 100 personas dispuestas a hablar contigo. 100. Con su trayectoria, su experiencia, sus inquietudes y con una sonrisa en la cara que no se va de ninguna forma. Como imaginas, el networking es muy importante para crear una red de contactos, así que esta es una oportunidad perfecta para poder conocer a un montón de personas con las que podrás compartir más cosas de las que piensas.

 

 

Yo cometí el error de no aprovechar bien el campamento en este sentido. No cometas mi error y empápate de gente, hazme caso.

 

7. Si entre todos os lo curráis, podréis comer (mucha) pizza gratis

 

Vale, sé que es una razón muy chorra, pero tiene su por qué.

 

En la clase del jueves Amel lanzó un reto a la clase: intentar que Telepizza y Domino´s nos invitaran a cenar a través de Twitter. La mecánica era muy sencilla: separó a la clase en dos grupos y asignó una marca a cada uno de ellos, siendo los alumnos integrantes los que teníamos que intentar convencerlas de que nos llevaran la cena.

 

Si bien no lo conseguimos entre todos el jueves, el viernes por la mañana un pequeño grupúsculo seguimos intentándolo. Y, ¿sabéis qué?

 

¡Lo conseguimos!

La moraleja de esto es que con este reto nos enseñaron el potencial de las redes sociales; tanto para hacer ruido como para la oportunidad de las marcas para poder promocionarse. Sea como sea lo conseguimos, lo pasamos genial y aprendimos una buena lección.

 


Si tras este texto sigues sin estar convencido de ir al próximo Social Media Camp permite que te lo diga una vez más: no lo pienses y apúntate. Vas a salir motivado, con mil ideas, con nuevos contactos y con una buena base para seguir construyendo lo que quieras.

 

¡Si has sido “camper” dímelo en los comentarios y así compartimos impresiones!

pablotortajada
torexo2@hotmail.com
2 Comments
  • Lara Nuviala
    Posted at 09:55h, 28 noviembre Responder

    Cómo camper diré que lo has bordado. Parece sacado de mi cabeza y perfectamente explicado. Una semana increíble que espero mantenga la relación hecha.
    No te quedaste a las cerves, pero siempre se puede hacer una quedada y celebrar la vida. Porque todos somos WOW 😉
    Un abrazo!!

    • pablotortajada
      Posted at 10:18h, 28 noviembre Responder

      Celebrar la vida, ¿qué mejor motivo que ese para juntarnos y seguir compartiendo experiencias? Muchísimas gracias por tus palabras Lara, a ver si organizamos un Beerworking y emprendemos de alguna forma.

      ¡Un abrazo!

Post A Comment

Shares
Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Leer más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar